LOS PIES EN EL CIELO

LOS PIES EN EL CIELO

LOS PIES EN EL CIELO

Permanece de pie, pero su lugar de base es precario, casi un desafío autoimpuesto, un frágil equilibrio lo sujeta en el tronco añoso de algún ciprés quemado a fuego rápido inclemente; de su mano izquierda pende de un hilo la nube que lo salva de la eterna visión del cielo azul grisáceo, que como fondo abierto, niega la remota posibilidad de la delgada línea del horizonte. Con la mano derecha empuña un largo mensaje cubierto de dibujos de niños, donde relampaguean los colores como aviso publicitario; lo más importante está allí.
Cómo dilucidar la interrogante de su llegada a ese lugar??
Para encontrar tanta respuesta es preferible mirar los dibujos de los niños...........siempre esclarecen todo.

Mensajes-dibujos

...y necesariamente algunos mensajes para ese gato azul han de permanecer escondidos, sellados, sumergidos forzosamente para que la mirada inquisidora no irrumpa en el descubrimiento; aún así encarnan mensajes cercanos, suspendidos en el cielo, pero cercanos a los ojos, suena caprichoso que algo tan próximo se nos niegue por arbitrariedad ajena o propia, por eso se hace tan indispensable escudriñar y ver de cerca o re-ver aquello que creemos ilusamente haber observado. Hay que darle la oportunidad a un gato de mutar en otro personaje y ofrecerle a las nubes la alternativa de representar algo más o...... algo menos.
Mientras tanto sería bueno abrir los ojos, ver de cerca.

MENSAJES PARA UN GATO AZUL

MENSAJES PARA UN GATO AZUL

La idea del ideal o paraíso

Esa idea abstracta de lo ideal nos asalta desde la infancia, invadidos de estereotipos ajenos, de anhelos inacabados, llenándonos de expectativas y así vamos acumulando frustración. Tal vez lo paradisíaco sea algo más simple y a escala de nuestros conceptos de plenitud, perfección o belleza; quizás el paraíso sólo sea un gran lomaje de verde perpetuo y de cielo otoñal con nubes de hermosura casi imposible, que observamos desde afuera de ese escenario...somos los corderos que rebuscamos en suelo grizáceo pequeñas dosis mezquinas de un pasto que, al otro lado del telón, golpea la vista en su abundancia.
Tiene que ver finalmente con aquello lo del paraíso, con la perfección irreal e inalcanzable, con las aspiraciones truncadas, a veces justas, a veces innecesarias.
Tengo esa obsesión de presentar en muchos cuadros un "ideal", muchas veces suena a burla, porque está más cerca de lo que ordinariamente suelo percatarme.
Será mejor entonces retornar al disfrute de lo cotidiano, como observar la carrera frenética de la lluvia en la ventana o sentir la música que nos mueve en nuestros espacios...
...será como estar boca arriba en el lomaje verde y permanecer ciego de cielo paradisíaco.

Welcome to paradise

Welcome to paradise

LA IMAGEN

...y hay de los que no conciben el "ser" sin el "pertenecer".
El espejo, la mayoría de las veces, nos devuelve la imagen de lo que creemos estar viendo, el engaño visual sucede tan constante en tanto desviamos la mirada en una u otra cosa. Precisamente deslizar el velo de la observación supone un esfuerzo extra al ordinario ejercicio de ver; es costoso, muchas veces demoramos en ello más de lo que quisiéramos e incluso puede que, egoístamente nos neguemos a ese trabajo, inconscientemente o no.
Podría ser que la realidad apareciera en una hoja de papel, arrancada desde un block de notas, en la que se sumergen nuestras obsesiones o en la que paulatinamente van emergiendo nuestros anhelos ocultos......las nubes.
Suspendido en el aire, el sujeto-juguete, muestra lo que viene más abajo, cual título de un cuento inacabado, apoyado en precarios hilos vigila sonriente al espectador, acaso personificando al espejo???
Tal vez este juguete va imitando al Barón Rampante de Italo Calvino y no desea tocar suelo; idénticamente, como aquel personaje suspendido entre árboles, nuestro amigo necesita posarse cada vez en un papel nuevo, con un nuevo relato, una nueva escena y desde ahí retornar a mirarnos....... sonriendo.
Ver lo que nos rodea más allá de lo que aparentemente nos muestra, puede que se logre un poco si al hacerlo escuchamos, olfateamos y nos conectamos con ello.
Y si mezclamos sonido lluvia con sonido Ravi Shankar?

espejo

espejo

Dejar partir

Utilizar-recordar los juguetes del ayer, los juegos de otros niños, los juguetes que no se regalarán. Cuando en las telas aparecen estos personajes, van imponiéndose en el paisaje y en las escenas y son testigos mudos, invitados sin tarjeta .
Siento que son aquellos artefactos que nunca usé o que dejé por asunto común del tiempo; sucede así con algunas cosas: el ejercicio del desapego. en este caso involuntario.
Pero la vida te va depositando en el recorrido, otros de estos actos , a veces forzosos, a veces sufrientes.
El desapego de la amistad con los que se van, con los cariños, los amores y hasta con nuestros propios brotes, nuestras semillas ... en todo aquello se hace necesario dejar partir.
Cuando los juguetes vuelvan a usarse hasta desaparecer, cobrará sentido ese concepto; si no volviesen, al igual que los afectos, queda la satisfacción de no haber postergado su crecimiento, su felicidad.
Es un círculo interminable, como el que recorren las nubes en otoño, como los sonidos que volvemos a escuchar, como las imágenes que regresan con el raconto de los aromas.
Huelo el sonido de "acuarela" en la voz de Toquinho y la realidad es un dibujo.

Arbol

Arbol

Séraphine y la necesidad de la pintura

Existen libros que marcan, músicas que dejan huellas, obras que nunca transitan inadvertidas, incluso amores que elaboran surcos visibles o subterráneos; lo último fue una película y un personaje que retrata a la pintora francesa Séraphine de Senlis. Pero más que ahondar en una biografía que puede ser manipulada, quiero detenerme en el personaje de la película y esa necesidad en ella por la pintura, lo sorprendente de ese llamado a crear sin razón (en el amplio sentido), esa fiebre perenne del color, primero extraído de los más inimaginables lugares y circunstancias y luego entregada en la materialidad más elaborada; la sorpresa de su creación , la subyugante sensatez de su locura y esa indisoluble conexión con la naturaleza que al verla abrazando un árbol, nos deja sintiendo que no es un acto superficial...la última escena del film así lo demuestra, recorriendo el verde sólo para sentarse a contemplar un majestuoso árbol, que recuerda a los ideales dibujos de niño.
Cuántas veces hurgamos por encontrar el espacio necesario de creación y de voluntad para una obra?? este es un ejemplo de cómo en las carencias, en la miseria, entre guerras y desde la "locura" se puede dar un paso gigante hacia la honestidad en el arte.
Dejo a Séraphine entre lo más marcador y así aspirar a entender la diferencia entre el capricho y la necesidad.

COMO LO NEGRO PUEDE SER BLANCO

...y busco no parecer repetitivo y estar apelando a cada instante a las frases clichés y los lugares comunes, pero qué se podría agregar si con el paso de las horas, días meses y hasta años, algunas de esas relamidas frases van obteniendo un sitial importante entre lo que hace sentido??
Aquello que en algún momento fue negro , podría aclarar hasta mutar en blanco y así sucede a diario incluso con nuestras más insobornables ideas y conceptos sobre cosas y personas; basta hurgar un poco para deshacerse de pre-juicios...aunque creo que existen aquellas ideas de las que se está formado, que no cambiarán.
Cómo una pequeña casa vestida de gris y colores terrosos terminó transformándose en un dibujo certero e ideal de niño, contenedor de cielo azul ultramar que sobrepasa márgenes y entreabre su puerta para esperar ansiosa la llegada del juguete? sólo el tiempo consigue eso...ahí la frase tantas veces repetida.
Y recomiendo escuchar, a propósito de esto, a Caetano Veloso junto a Lulú Santos cantando "como uma onda no mar".......habla de cambios en la vida, sin pretenciones de trascendencia.
Deberíamos hablar de buen tiempo cuando llueve...

Home sweet home

Home sweet home

Encuentros y despedidas

"...y así, llegar y partir, son sólo los dos lados del mismo viaje, el tren que llega es el mismo tren de la partida..."
Cada vez que escucho esta canción en portugués me transporta ilusoriamente al viaje y siempre tengo esa identificación a través de los trenes. El de Church Av. trata de una estación de Subway.
Pero tal vez, aquel estereotipo del viaje y el tren, esa correspondencia "romántica", ha sido alimentada en el tiempo con toda la información visual y literaria al respecto. Acaso no es el mismo tren que se llevó a Toto de Giancaldo? mientras despedía a su amigo Alfredo en la película Cinema Paradiso o hay trenes que no llegan jamás a su destino parafraseando alguna visión afiebrada Cortazariana; trenes que se van al purgatorio, trenes que no parten?
De nuevo al viaje, pero no como el sentido del traslado físico de un lugar a otro, también habla del recorrido propio, del conocimiento por medio de la experiencia de caminar por uno mismo; Marguerite Yourcenar aconsejaba dar, a lo menos una vez en la vida, una vuelta por su cárcel.
La frase cliché de que la vida es un viaje, posee sentido propio y resonancia diaria.
Por eso las estaciones son tan importantes, es donde se producen los encuentros y despedidas, donde se baja para quedarse, donde se espera para partir, donde sólo se hace un alto para continuar; donde se toma la decisión de no voltear más el rostro.
Recuerdo haber pintado un tren (año 2000) que desataba fiera lucha entre olas gigantes para llegar a algún puerto imaginario de Cucao, bufando negro humo por las fauces, como bestia que niega a ser dominada...ojalá haya encontrado una estación en todo este tiempo.
Suena "vapor barato", canta Gal Costa y Zeca baleiro y comienzo a viajar....


RETURN TO CHURCH AVENUE

RETURN TO CHURCH AVENUE

LLUVIA

Nada podría ser más auténtico que la visión de un niño acerca de la lluvia, cómo se puede expresar mejor aquello que podría llegar a sonarnos tan abstracto? ; por eso Picasso decía que " me demoré casi 80 años en pintar como un niño". La simpleza y el resumen de la lluvia en una nube poblada de gotas azules, demuestra que irremediablemente nos vamos llenando de distracciones en cuanto a desplegar un mensaje más directo. Hay que aprender de eso.
Esta lluvia de octubre va mojando cada rincón del escenario, pero también recorre lavando todos los espacios, es sanadora, es aire fresco. La fuerza del chucao y su desnuda inocencia, sostiene el escrito-dibujo, como estandarte y cartel vociferante de lo que acontece.
El insobornable ejercicio invernal del agua, que casi es todo el año en la Isla, nos recuerda la pequeñez propia y la omnipotencia de la naturaleza; se vive con ella, se hace una costumbre el olor a humedad después de cada tempestad, pero no dura infinitamente como en "Isabel viendo llover en Macondo", acá llega, se estaciona por un rato y luego se va, cumpliendo un ciclo muy similar a los que sobrellevamos los humanos.
A mirar la lluvia en sus dominios......ojalá acompañados por Bach.

OCTOBER RAIN

OCTOBER RAIN

Sobre apariciones

Recuerdo nítidamente cuando descubrí en una de las ventanas que miran al mar, aquel oso de goma que un par de meses después aparecería en la pintura "Don´t walk". Fue en la casa de Nelly Alarcón en Chanquín-Cucao y me encantó la simpleza del juguete, con la oreja media mordida y la sonrisa franca...como invitando a ser adoptado. Me recordó una hilera de osos de cristal, de distintos colores, que una tarde de Octubre pude ver en la vitrina de una tienda en Brooklyn; pero este oso de Chanquín poseía, evidentemente, otra belleza, más austera, más cercana.
Se hizo protagonista luego de esa pintura, se convirtió en un oso de insospechadas proporciones, allí su gran peso lo mantiene en un extremo de la escena , mientras con vehemencia casi infantil, un desconocido trata infructuosamente de mover este juguete gigante que se niega a ser desplazado del lugar. Ha tomado posesión de ese trozo de tierra y está decidido a no caminar.
Hace dos días atrás hurgueteando en una pequeña juguetería de Castro, de esas que venden juguetes de segunda mano, me había encontrado con unos hermosos juguetes pequeños de goma y de repente ahí!! veo el mismo oso, sonriendo y esperando...... era una aparición casi mágica, increíblemente surreal.
Hoy sigue sonriendo y saludando en las mañanas de mi taller...y gusta de Maria Rita en concierto.

Don´t walk

Don´t walk

HOSTEL TO WEST SIDE

Probablemente no tenga mucha correspondencia el hecho de que suene "pra cinema" de Chico Cesar en el equipo y recuerde el nacimiento de la pintura "Hostel to west side", que forma parte de la última serie "De-cierto gris", (debe ser sólo por lo melancólico del tema); hace ya más de un año y medio comenzó ese viaje a una pintura con chorreos, en una escena en la que son protagonistas los cielos del sur... y aunque la pinté en el 2009, su nacimiento está ligado a una estadía en west side de NY a fines del 2008, en un hostel, mientras la incertidumbre de la llegada al mundo de mi hija recorría todos los segundos....cada día al despertar en esa litera del hostel podía ver claramente una lata de sopas campbells, situada sobre un pequeño mesón, con seguridad quedó inmóvil allí tras el olvido de algún pasajero del lugar y que en esos días me recordaba el mundo en donde amanecía. Dibujé su figura y capturé su forma en dos fotos, no sabía en qué o cómo la usaría, pero tenía la sospecha que tal vez ese artefacto tomaría alguna importancia.
Otro día la encontré nuevamente en una pintura de Warhol en el MOMA y no parecía tan dramática .
Ahora puedo hablar de esta pintura, casi con un poco de lejanía sobre la motivación del momento; cielo de nubes a punto de derretirse en aguacero interminable, gotas de pardo van dick corren de arriba hacia abajo en carrera feroz, casi llanto de fondo; en primer plano un hombre del sur, campesino con traje y sombrero de quien asiste a misa un domingo, yace sentado sobre aquella lata campbells, de espalda a nosotros, cabeza gacha y de semblante abatido, sobre su hombro izquierdo un código de barras, como artículo de tienda que recibe precio accesible y en oferta de temporada, de su mano derecha se eleva un hilo que termina en una pequeña nube, manifiesto de estar ligado a un elemento etéreo.
Hoy siento un travieso regocijo de haber sido capaz de dejar eso en el blanco, no porque su resultado sea bueno o malo, no me detengo en eso, me quedo con la catarsis, con dejar escrito eso que soy, eso que sentí.

HOSTEL TO WEST SIDE

HOSTEL TO WEST SIDE
Acrílico sobre tela, 2.00m. X 1.00m.

COMIENZO

Me he decidido finalmente, además de que éste sea un espacio para "exponer" mis trabajos, utilizar este medio para dejar palabras, comentarios, críticas, reflexiones, elucubraciones, estupideces, amarguras, felicidades efímeras y tanta palabrería que sólo yo puedo llegar a encontrar interesante a ratos.

Es una noche fría de otoño en la punta del cerro, donde nadie me mandó...llegué solito y sin ayuda; el lugar se llama Pid-pid y está a unos kms. de Castro; Shenu (mi perro), duerme con la apacible tranquilidad de quien no posee otra preocupación que no sea la de la tardanza de su próxima comida...es un gran compañero y uno de los mejores seres que he conocido.

Lo anterior es un paréntesis sobre el estado más actual de mi pequeño mundo circundante; de las pinturas...escribiré otro día, o tal vez ni escriba, ellas relatan solas sus actos teatrales, sus óperas continuas.